Aclaración importante

ACLARACIÓN. El blogdelviejotopo no está relacionado con la revista El Viejo Topo. Pese a utilizar también la metáfora "viejo topo" en el nombre, el blog es completamente ajeno a la revista, cuya dirección es www.­elviejotopo.­com / Sobre el significado del término "viejo topo" en la tradición marxista, consúltese http://blogdelviejotopo.blogspot.com.es/2013/06/el-termino-viejo-topo-en-la-tradicion.html

lunes, 26 de septiembre de 2016

Elecciones gallegas: fracasa el yolandismo y sigue pinchando el globo de En Marea.


"La deriva ideológica del garzonismo ha dejado a la izquierda convertida en una especie de cabecita reducida de los jíbaros. Ayer lo hemos visto en Galicia". Foto: cabeza de jíbaro exhibida en el Museo de Ciencias de Onda, Castellón. Bien podría ser una metáfora de la izquierda.


Los datos









Valoración

1. En solo 9 meses, el partido instrumental En Marea ha perdido un 34 % de los votos que en diciembre de 2015 obtuvo en Galicia. Es decir, En Marea perdió 1 de cada 3 votantes de los que en el 20D les habían votado. En apenas 9 meses, el proyecto ciudadanista de los mareantes ha visto cómo la tercera parte de su masa electoral se esfumaba.

2. La retórica de la "ilusión" de En Marea ha sido incapaz de movilizar al electorado apático que carece de motivaciones para ir a votar. El discurso ciudadanista interclasista y transversal de poco le ha servido a En Marea a la hora de motivar a ese electorado sumido en la apatía y descontento.

3. En Marea ha servido para lanzar Podemos en Galicia y poco más. Los dos partidos que formaron una confluencia de izquierdas en 2012 (Anova y EU) pierden diputados. EU pasa de 5 diputados a 2. Podemos, por el contrario, es el que más tajada política ha obtenido: 7 diputados.

4. El crecimiento del BNG, a pesar del boicot mediático que sufrió, con la intención de que quedase fuera del Parlamento, merece una valoración específica. Los nacionalistas atribuyen tal crecimiento a la campaña realizada, pero no deja de ser autobombo. Por un lado, el BNG ha recuperado parte del voto nacionalista que anteriormente se había ido con En Marea vía Anova; y no creo que eso tenga que ver con el tipo de campaña que hizo el BNG, tan siquiera con la candidata, sino más bien quizás sea fruto de la decepción de tales votantes con En Marea. Por otro lado se ha dado, quizás, un fenómeno frecuente en Galicia: una parte del electorado de izquierdas que no es nacionalista, ha decidido votar al BNG al reconocer en él la opción que más se parece a la izquierda, incluso al considerarlo como lo menos malo o lo más potable (a pesar de que también el BNG forma parte de la deriva ideológica ciudadanista, aunque sea en versión nacionalista). Bien haría el BNG en tomar nota de ese voto de izquierdas que recibe ahora como plus, si quiere conservarlo.

5. Se habla del fracaso del PSdeG-PSOE. Quizás. Pero teniendo en cuenta que resulta muy difícil hacerlo peor y que el PSdeG lleva años mirándose al ombligo, personalmente creo que hasta resulta exitoso que hayan conservado casi un 18% de votos, empatando en nº de diputados con los mareantes. Dado que compite por el mismo electorado que En Marea, posiblemente no haya caído más por el descrédito progresivo de este partido instrumental.

6. En Marea y PSOE se dan de tortas por el mismo espacio ideológico, marcado por coordenadas socialdemócratas y socioliberales y la renuncia a mantener un discurso de clase en beneficio del interclasismo y la política de las "transversalidades". El carácter de partido atrápalotodo de Podemos, ha sido transferido a la marca En Marea, y ahí ésta trata de competir con el otro atrápalotodo PSdeG-PSOE: el nuevo PSOE (En Marea-Podemos) compitiendo con el viejo PSOE. Al final lo supuestamente "nuevo" es tan viejo como lo identificado como "viejo".

7. La ausencia de una alternativa nítidamente de izquierdas, de clase, que lleve la lucha de clases a la arena de la política electoral, marca estas elecciones. Quizás lo que más se pueda aproximar es el BNG, pero también esta organización forma parte de la deriva ciudadanista aunque su masa militante sean personas claramente de izquierdas (al respecto, hay cierto parangón entre el BNG e IU, pero ese es otro tema). La UPG, partido comunista que es el motor del BNG, sigue metido en el armario; grave error a la larga y algo que me cuesta entender, sobre todo cuando al frente la UPG hay un líder comunista muy capacitado como es Néstor Rego, por el cual siento aprecio y respeto. En ocasiones, escuchando a Ana Pontón, cabeza electoral del BNG, parecía estar escuchando a una podemita con la retórica de la "ilusión" y cosas parecidas; y a pesar de todo el BNG ha canalizado bastante voto de izquierdas que escapaba de la pestilencia ideológica de En Marea.

8. La inexistencia de una izquierda nítidamente anticapitalista en estas elecciones, obliga a hablar de EU. Si IU está en coma inducido, posiblemente Esquerda Unida sea un fiambre político. Yolanda Díaz forma parte del proyecto liquidacionista de Garzón en beneficio de Podemos. Forma parte de ese desguace que el garzonismo está llevando a cabo con IU. Pero este proceso en Galicia se ha acelerado. Persona en absoluta sintonía política con Pablo Iglesias y lugarteniente de Garzón, Yolanda Díaz nos ofrece una situación kafkiana, ya que funcionalmente podría ser considerada como un miembro más (oficioso, de facto) de la cúpula de Podemos, aunque formalmente pertenece a EU, PCG y es coordinadora de la federación gallega de IU. Concedámosle crédito y pensemos 'Yolanda Díaz no va a entrar en Podemos. No. Punto'. No seamos mal pensados.

9. Desde la cúpula de EU se ha potenciado el podemismo de una u otra forma. EU pasa de 5 diputados a 2. Uno de ellos era imprescindible para Yolanda Díaz en el Parlamento, ya que es Eva Solla, la Secretaria Xeral del PCG, a través de la cual la primera controla el Partido. El otro diputado de EU es Lago Peñas, un economista sistémico que no desentonaría en el PSOE. EU ha trabajado para el inglés, como dice el refrán.

10. Yolanda Díaz ha diezmado Esquerda Unida en aras de un proyecto ciudadanista y huérfano de contenido de clase que pretendía desbancar al PP, aunque fuese a costa de convertirse en un nuevo PSOE. Lo único que ha conseguido es dar alas a la derecha, fortalecerla, contribuyendo al mismo tiempo a liquidar la izquierda: pese a las declaraciones triunfalistas, ayer el yolandismo ha fracasado y mostrado sus pies de barro.

10. El fracaso de Yolanda Díaz, es por extensión un fracaso del garzonismo: ¡y van ya tres seguidos en 9 meses! El garzonismo ha conducido a IU a una situación sin parangón en la política española. A saber: haber conseguido que IU entrase en un estado de coma inducido, provocado por una estrategia deliberada encaminada a desguazar poco a poco la organización en beneficio de Podemos. ¿Para qué? Ayer en las elecciones gallegas se ha visto el para qué: fortalecer al PP y convertir la izquierda en un yermo ideológico vaciado de contenido de clase.

La deriva ideológica del garzonismo ha dejado a la izquierda convertida en una especie de cabecita reducida de los jíbaros. Ayer lo hemos visto en Galicia.




Entradas relacionadas:
Otras entradas relacionadas en el blog

jueves, 22 de septiembre de 2016

Esquerda Unida, En Marea y la seducción por Inditex (Amancio Ortega)


Los capitalistas se chupan el dedo con la explotación laboral. Amancio Ortega (Inditex). Fondo: taller textil en Asia. Composición blog del viejo topo. 


En el primer año de vida del partido Podemos, el que era secretario de Podemos-Madrid, Jesús Montero, se deshacía en elogios por la familia Botín, al afirmar
"Hay dos culturas empresariales. Una es casta, la otra quiere contribuir al bienestar social, como la familia Botín en el Banco Santander”
Fue uno de los primeros avisos de cómo la deriva ciudadanista se estaba empapando de interclasismo, buscando el formato de partido atrápalotodo, renunciando al carácter de clase de la izquierda, siguiendo la vía socioliberal que tantos éxitos electorales había dado al PSOE. Primero fue Podemos y detrás fue pasando por el aro una IU en la que el garzonismo llevaba a cabo su particular Suresnes, y que finalmente condujo a la satelización de IU por Podemos. Todo este experimento político (cuidadosamente amamantado por algunos medios del capital y que supuso la liquidación de la izquierda en su sentido de resistencia al capitalismo), tiene ahora en el partido instrumental En Marea un producto de excelencia. En Galicia no tenemos un Botín, pero sí un Amancio Ortega, que también recibe los elogios de destacados miembros de En Marea.

*

José Manuel Lago Peñas
Ayer el diario La Voz de Galicia publicaba una entrevista realizada a José Manuel Lago Peñas. Es el nº 3 de la candidatura de En Marea por A Coruña, un puesto que le garantiza la elección como diputado. Salió de la lista A Marea do Pobo, marca mareante de Esquerda Unida (EU) en A Coruña. En la entrevista le preguntaron por Inditex. Luego hablaré sobre ello. 

Es un futuro diputado de Esquerda Unida (EU) en el Parlamento Galego. Bueno... en realidad, si damos por válida la lógica de Yolanda Díaz (coordinadora de EU y diputada en el Congreso), Lago Peñas no será un diputado de EU ni estará bajo control de EU; se deberá exclusivamente al partido instrumental de En Marea. ¿Por qué digo esto? Cuando después de las elecciones 20D se le reprochó a Yolanda Díaz que se integrase en el grupo parlamentario de Podemos, ella replicó diciendo que no era una diputada de EU-IU, sino de En Marea. Aplíquese entonces la misma lógica al futuro diputado autonómico Lago Peñas. La "nueva política" está diseñada de tal forma, que los representantes electos podrán hacer y deshacer a su antojo, al margen de la disciplina de los partidos a los que pertenecen.

Lago Peñas fue de Esquerda Unida en los 90. Luego fue uno de los que protagonizaron la mutilación de EU al coaligarse con el PSOE, haciendo caso omiso al dictamen de la Dirección Federal de IU (ver en este enlace el apéndice final "La grave mutilación de Esquerda Unida en 1997"); los escindidos formaron un partido llamado Esquerda de Galicia (EdeG). No deja de ser una ironía que Lago Peñas vaya a ser diputado ahora formando parte de EU otra vez.

Profesor de Universidad, es también (o lo era hasta no hace mucho) director del Gabinete Económico de CC.OO. En dicho Gabinete estaba integrado como técnico Miguel Ángel García, el mismo que provocó que muchos afiliados a CC.OO. rompiesen su carnet cuando en junio de 2013 tomó parte de la comisión "expertos" formada por el PP, para avalar y legitimar la política de pensiones que la CEOE y la Troika dictaban al gobierno de Rajoy.


*

Ayer La Voz de Galicia publicaba un par de cosas que dan para pensar. La Voz es el medio gallego que más se beneficia de las ayudas públicas (en 2009 el Grupo Voz llegó a recibir algo más de 1 millón de euros, el 41% de las ayudas de la Xunta a los medios). Es el mayor instrumento de control político que existe en Galicia. Ha apoyado a En Marea con la misma intensidad que ha silenciado al BNG, al que la oligarquía gallega considera un mayor enemigo. La Voz mantiene una política editorial que prohíbe publicar la más mínima crítica sobre Inditex. El brazo de Amancio Ortega es poderoso. El caso es que ayer La Voz de Galicia resaltaba que Inditex estaba batiendo récords de beneficios:
Noticia sobre los beneficios de Inditex. La Voz de Galicia, 21-9-2016

Hoy La Voz vuelve a mencionar el dato, pero fijaros cómo nos venden la noticia; en el titular secundario de la noticia aparece esto:
Parte del titular de la noticia sobre los beneficios de Inditex. La Voz de Galicia, 22-9-2016
Creo que sobran comentarios...

El caso es que ayer se publicó también la entrevista a Lago Peñas en este mismo diario. Le preguntan a Lago Peñas por Inditex:
[Periodista] A algunos miembros de su partido no les gusta el éxito de empresas como Inditex, ¿que opina usted?  
[Lago Peñas] La producción de riqueza que viene de un valor real es positiva. Si viene de la especulación, de las relaciones con el poder o de los monopolios, no. De las empresas que generan riqueza y valor un país tiene que estar orgulloso.
El futuro diputado de EU (o de En Marea; disculpen pero no es fácil aclararse) responde dando un buen rodeo para despistar y no tener que hablar claro. Pero dice lo que dice, y traducido para que nos entendamos, está diciendo que el país debe sentirse orgulloso de Inditex. En otras palabras, la clase trabajadora debe hacerle la ola al capitalista Amancio Ortega. 

Habrá quien cuestione tal interpretación de las palabras de este economista. Veamos... Amancio Ortega es un explotador, es un vampiro para la clase trabajadora. Su riqueza viene de la explotación laboral, pero no de la especulación (en el sentido que supongo Lago Peñas le da al término, como economista sistémico; por supuesto que capitalismo y especulación son realidades inseparables); tampoco viene de las relaciones con el poder político (aunque se beneficie de sus políticas económicas y laborales, lo cual también es innato en el capitalismo); ni Inditex es un monopolio. Y si la "riqueza y valor" no provienen de estas tres circunstancias sino de otras, debemos concluir que Lago Peñas está loando sutilmente a Inditex; eso sí, dando un rodeo dialéctico para disimular.

Menos mal que el candidato de En Marea es un sindicalista. ¡Qué tiempos aquellos del sindicalismo de clase y de la lucha de clases! Claro que eso es algo rancio y de la vieja política, una cosilla inservible. Ahora lo que se lleva es que vayan empresarios en las listas electorales de las candidaturas que siguen presumiendo de ser izquierda, y sindicalistas que elogian a los capitalistas "que crean riqueza y valor"

Inditex es un paradigma de la explotación laboral, lo cual no quita para que En Marea haya quien elogie a Amancio Ortega. Ya en su día Beiras, líder de Anova (el partido más fuerte de En Marea, más que Podemos), allá por 2001, flirteaba políticamente con Amancio Ortega, al calificar a Inditex de "prodigio empresarial", señalando el valor de la corporación ya que, a su juicio, representaba un claro modelo "de la tercera revolución industrial". La seducción que sentía Beiras por el imperio de Amancio Ortega, era tal que llegó a afirmar
"hay segmentos de la ciudadanía que, como Inditex, son los auténticos motores de los procesos de cambio"

19 de abril de 2001. Beiras visita a Amancio Ortega. Beiras calificó a Inditex de "prodigio económico" y de modelo "de la tercera revolución", de "segmento de la ciudadanía auténtico motor de cambio". 

También el empresario podemita Francisco Casal, que va en el nº 5 de la lista por A Coruña en la que también figura Lago Peñas (ambos tienen garantizado el escaño) sentía predilección por Rosalía Mera, ex esposa de Amancio Ortega, co-fundadora y accionista de Inditex y en su momento la tercera persona más rica de España. Decía de ella que era "una persona progresista" (Rosalía Mera fue clave en el inicio de la carrera empresarial de Francisco Casal, al convertirse en socia del empresario de Podemos).  

*

Los citados no son los únicos en hacer una valoración de Inditex que podría firmar el mismo PP. Estoy seguro que no representan la opinión de la mayoría de militantes y simpatizantes de EU; conozco a muchos de ellos. Espero que reflexionen y recapaciten porque un puñado de escaños, para contentar las ambiciones de quienes persiguen cargos y poltronas, no merece el precio del retroceso ideológico que En Marea supone. Ese retroceso está hipotecando el futuro de la izquierda en la lucha contra el capitalismo, conduciéndonos por la vía interclasista, socioliberal y ciudadanista.

Nada podrá evitar la mayoría absoluta de Feijóo el domingo. Las encuestas públicas de Sondaxe (consultoría que es del Grupo Voz y que obedece a los intereses de su amo en la Xunta), son burdas manipulaciones para crear miedo en el votante del PP y movilizarlo, y de paso castigar al BNG. En tales circunstancias toca resistir ideológicamente, lo cual supone negar el apoyo al nuevo formato de socioliberalismo. Si tenemos perspectiva de largo alcance, rechazaremos ahora los cantos de sirena y el anzuelo de la deriva ciudadanista vendedora de humo político. 




Entradas que desarrollan el apartado de perfil político de los candidatos de En Marea:
Otras entradas relacionadas en el blog
Específico sobre Inditex y Amancio Ortega

miércoles, 21 de septiembre de 2016

Elecciones gallegas. Candidatos de En Marea. Xoan Hermida, un incombustible. La mutilación de EU en el 97.


Xoán Hermida con Henar Moreno Martínez (ex coordinadora de IU-La Rioja) y Yolanda Díaz (coord. EU). 

Xoán Hermida González 

Trayectoria política:
- PCPE (miembro del Comité Central)
- Iniciativa Democrática
- CXTG
- Esquerda Unida (miembro del Consejo Federal de IU) 
- Esquerda de Galicia (secretario de Organización)
- Espazo Ecosocialista Galego

Va de nº 6 en la candidatura de En Marea por Pontevedra; iba en la lista pontevedresa de Mareas Abertas (en común), controlada por Anova y Espazo Ecosocialista Galego, partido éste liderado por Hermida; si las encuestas aciertan, podría ser diputado el próximo domingo. Es un incombustible de la política que por fin está a punto de alcanzar la ambición de tener un escaño.

Xoan Hermida es Doctor en Ciencias Políticas. Sobre su ocupación, en su perfil de la web de En Marea se define como "gestor turístico". Indagamos qué significaba en su caso esto y encontramos que en realidad es propietario y gerente del Hotel Lago, en Vilanova de Arousa. En su web, cuando menciona "experiencia profesional" incluye ser el actual Director de ForoOBencomún y haber sido Director de la ONG Amarante.

La trayectoria política de Hermida es metamórfica. Tiene habilidad para ocupar cargos, independientemente de la organización en la que esté. Se inició en el mundo sindical, de la mano del sindicato nacionalista CXTG, a cuyo Consello Confederal y Consello Nacional da Federación de Servizos perteneció, entre 1992 y 1994 (cuando estaba teniendo lugar la fusión de CXTG con el otro sindicato nacionalista, la INTG; de dicha fusión surgió la actual CIG).

Pero si tenía un pie en el sindicalismo nacionalista, el otro lo tenía en un partido comunista de ámbito estatal, el PCPE. Fue miembro del Comité Central del PCPE, además de Secretario de Organización de su federación gallega, entre 1990 y 1994. En el período 94/95 aparece como "Coordinador Xeral" de Iniciativa Democrática. Después de que el PCPE abandonase Izquierda Unida, Hermida permanece es esta ultima, pasando a ocupar el cargo de miembro de su Consejo Federal de IU (noviembre de 1994 hasta abril de 1997).

En 1997 Hermida formó parte destacada del fregado organizado por Geluco (Anxo Guerreiro, coordinador de EU) para converger con el PSOE, que supuso la división de Esquerda Unida y que la organización quedase convertida en un bonsai político. Aquella operación para ir de la mano del PSdeG-PSOE, además de la sintonía ideológica, obedecía a la lógica de las ambiciones personales de cierto sector dirigente (ver el apéndice al final, "La grave mutilación de Esquerda Unida en 1997. Dos ex Esquerda de Galicia en las listas de En Marea: Xoán Hermida y José Manuel Lago Peñas", en el que se detallan los hechos). 

La maniobra de convergencia con el PSdeG-PSOE dejó tocada a EU y fue un fracaso electoral rotundo. Pero Xoán Hermida, uno de los protagonistas importantes de aquello, supo sacar provecho. Cuando el sector escindido se constituyó como partido (EdeG, Esquerda de Galicia), pasó a ocupar el cargo de secretario de Organización y su nuevo partido le consiguió el puesto de coordinador del Grupo Mixto en el Parlamento (1997-1999). 

Después de cesar en el cargo anterior, políticamente las cosas no pintaban bien para Hermida. Su partido, Esquerda de Galicia, intentó renovar sus amoríos políticos con el PSdeG-PSOE, pero éste ya no los necesitaba. Tres ridículos electorales seguidos de EdeG en solitario, llevaron a su autodisolución en 2002. Sin expectativas políticas inmediatas, Xoán Hermida se reorientó a la lucrativa industria de la solidaridad oenegenera, asumiendo la dirección de la ONG Amarante entre 1999 y 2007. Fue la década dorada de las ONGs. Llovían los recursos públicos canalizados a las ONGDs (especializadas en Desarrollo) y las subvenciones las hacían crecer como la espuma. En Galicia, la llegada de Touriño a la Presidencia de la Xunta en 2005, multiplicó además espectacularmente las subvenciones al sector, beneficiándose de forma especial aquellas ONGs con buenos contactos políticos.

Los comienzos de la crisis sistémica trajeron consigo también la crisis de las ONGs, que enseguida se vieron afectadas por los recortes. Entonces, en 2012, Hermida aparece de nuevo en el ruedo político de partidos, siendo el principal promotor y líder del nuevo partido Espazo Ecosocialista Galego. En octubre de ese año iban a celebrarse elecciones autonómicas y era un buen momento para montar un minifundio político, con el cual poder negociar después intercambio de cromos en hipotéticas coaliciones. Después de crear el partido, en mayo de 2012 se anuncia la coalición entre Espazo Ecosocialista con Máis Galiza (escindidos del BNG) y Acción Galega, adoptando el nombre de Compromiso por Galicia, CxG (posteriormente se sumaron también otros grupúsculos). A destacar que Hermida no tuviese reparos en juntarse con Acción Galega, un partido conservador constituido también ese mismo año, liderado por el ex militante del PP, Rafael Cuiña, hijo del que fuera delfín de Fraga y uno de los grandes "padrinos" de la política gallega, Xosé Cuiña.

Sin embargo, también esta vez Hermida apostó por un caballo con más posibilidades. En septiembre de 2012, su partido Espazo Ecosocialista rompía con CxG para sumarse a AGE (Alternativa Galega de Esquerdas), formada por EU, Anova y Equo.

Ahora, al frente de su partido Espazo Ecosocialista Galego, Xoan Hermida lo intenta de nuevo formando parte de En Marea. Su habilidad para conseguir el sexto puesto de la lista pontevedresa, le otorga posibilidades de obtener el cargo de diputado.

Si En Marea dice ser la nueva política, lo cierto es que de nueva tiene poco: es lo de siempre, la vieja política del oportunismo.


Piropeando a ICV. La agrupación catalana y el Partido Democrático de la Nueva Izquierda (Cristina Almeida, López Garrido), apoyaron en el 97 la confluencia del grupo de Geluco y Hermida, con el PSOE, que dejó mutilada a EU. Espazo Ecosocialista Galego, igual que ICV, son dos ejemplos de la deriva hacia posiciones socioliberales.


Hermida con Marina Albiol. 


Apéndice
La grave mutilación de Esquerda Unida en 1997. Dos ex Esquerda de Galicia en las listas de En Marea: Xoán Hermida y José Manuel Lago Peñas.

Hace 19 años tuvo lugar una operación política que supuso la mutilación letal de EU. Esquerda Unida nunca llegó a superar aquel palo.

En el año 1997. Anxo Guerreiro, Geluco, era coordinador de Esquerda Unida; había sido también secretario general del PCG. La dirección de EU, bajo el liderazgo de Geluco, tomó la decisión de presentarse a las elecciones autonómicas -que se celebraban ese año- en coalición con el PSdeG-PSOE. Geluco llevaba tiempo defendiendo con empeño la confluencia política con el PSOE y aquel año decidió quemar las naves buscando el matrimonio político con este partido. En la práctica esto suponía un principio de integración en el PSOE gallego, aunque no se quisiera reconocer abiertamente. Salvando las lógicas distancias, recuerda un poco a lo que ahora sucede con IU y Podemos.

La dirección federal de Izquierda Unida, que por entonces coordinaba Julio Anguita, rechazó contundentemente tal alianza. Sin embargo el sector confluyente decidió saltarse la disciplina federal y seguir adelante con la convergencia electoral. No había tiempo para mucho. En vísperas de las elecciones, EU quedaba rota y en plena disputa judicial por las siglas hubo dos listas: EU-EG (Esquerda Unida-Esquerda Galega) encabezada por Geluco en coalición con el PSOE, y la lista de quienes respaldaron a la dirección federal, que tuvo que utilizar las siglas IU. 

La convergencia con el PSOE del sector que siguió a Geluco, estuvo motivada sobre todo por los intereses personales de los dirigentes, que esperaban colocarse en cargos políticos. Geluco consiguió salir elegido diputado (obtuvieron dos escaños los seccionistas de EU: el de Geluco y el de Xosé Manuel Pazos Varela, actual alcalde Cangas; ambos pasarían luego al grupo mixto).

Llama la atención que la operación de Geluco para converger con el PSOE, a nivel estatal estuviese apoyada por el Partido Democrático de la Nueva Izquierda (de Cristina Almeida y López Garrido, que luego acabaron en el PSOE) y por Iniciativa per Catalunya (ICV), un socio venenoso y nocivo para IU en Catalunya. Estos dos apoyos del grupo de Geluco, definen muy bien por dónde iban los tiros.

El resultado fue un fracaso rotundo: la coalición con el PSdeG-PSOE obtuvo casi un 30% menos de votos de lo que habían obtenido por separado cuatro años antesDespués de las elecciones, la federación gallega de IU recuperó legalmente las siglas y la denominación: EU, Esquerda Unida; el sector de Geluco, ya sin ninguna conexión con la federación de IU, en 1998 adoptó el nombre de Esquerda de Galicia (EdeG).

Rota Esquerda Unida, después de las elecciones el PSde-PSOE le dio calabazas a la EdeG de Geluco y no quiso saber nada de ellos: ya no los necesitaba. EdeG en las elecciones municipales del 99 apenas obtuvo 10 concejales en toda Galicia, fracaso que repitieron en las europeas del mismo año. En las elecciones autonómicas de 2001 llamaron a la puerta del PSdeG-PSOE de nuevo, pero el partido de Touriño no quiso saber nada de ellos; fueron en solitario haciendo el ridículo político, hasta el punto de que meses más tarde, en 2002, el partido se autodisolvió.

Aquella crisis fue producto del cortoplacismo y de las ansias de poltrona de ciertos dirigentes, pero también de una deriva socialdemócrata muy marcada que hacía difícil diferenciarse del PSOE. El daño provocado a Esquerda Unida dejó huella. La mutilación de EU tuvo como recompensa los escaños de Geluco y del actual alcalde de Cangas, Xosé Manuel Pazos Varela.

Entre los candidatos de En Marea que estuvieron en la Esquerda de Galicia (EdeG) del pro-pesoísta Geluco, figuran dos que sepamos: Xoán Hermida y  José Manuel Lago Peñas


José Manuel Lago Peñas
De Hermida ya hemos hablado. Lago Peñas fue otro de los que tuvo protagonismo en aquella crisis, colocándose del lado de Geluco en el 97

Integrado en EdeG, en las municipales de 1999 fue de 4º en la lista por A Coruña, y en las autonómicas de 2001 de nº 5 también en la lista coruñesa del partido de Geluco escindido de EU. Ahora va de n º 3 por A Coruña, lo que le garantiza el escaño. Se presentó por la lista A Marea do Pobo, la marca blanca coruñesa de EU (Esquerda Unida) en el circo de las mareas; no deja de sorprender que la EU dirigida por Yolanda Díaz, haya priorizado a Lago Peñas.

Lago Peñas es economista, profesor de Universidad y al menos hasta no hace mucho era director del Gabinete Económico de CC.OO. Si la memoria no me falla, en dicho Gabinete estaba integrado como técnico Miguel Ángel García, aquel que provocó la ira social cuando en junio de 2013 tomó parte de la comisión "expertos" formada por el PP, avalando la política de pensiones del gobierno de Rajoy y de la Troika. 

Lago Peñas, otro ex Esquerda de Galicia, de los que rompieron Esquerda Unida en el 97 y que ahora va por... ¡Esquerda Unida! 


Pulsa en los enlaces para acceder a las entradas que desarrollan el apartado de perfil político de los candidatos de En Marea:
Otras entradas relacionadas en el blog

martes, 20 de septiembre de 2016

Elecciones gallegas. Candidatos de En Marea: el empresario podemita Francisco Casal (Pancho).



Francisco Casal (Pancho), uno de los empresarios que van en
las listas de En Marea. Paradigma del retroceso ideológico
que trae consigo la deriva ciudadanista.

Buena parte del mundillo progre cultureta de A Coruña, la ciudad más burguesa de Galicia, le come en la palma de la mano. Los fans coruñeses de Podemos se pusieron a brincar como bonobos ante una banana, cuando se enteraron de que se sumaba a sus filas. Es un experimentado vendedor de feria que convenció a más de uno de que sus proyectos acabarían creando una Galiwood (cuando en 2005 anunció que se crearía el primer estudio cinematográfico gallego), un Hollywood diminuto en esta esperpéntica Grelolandia que delira y sueña desde su condición de Santa Compaña permanente. El gobierno de Fraga y el de Touriño-Quintana le colocaba la alfombra en la puerta, cada vez que visitaba la Xunta; al principio Feijóo también, pero luego llegó la crisis. Cautivó a la multimillonaria Rosalía Mera, accionista de Inditex y ex de Amancio Ortega, para que pusiera dinero en su chiringuito empresarial. Es un ejemplo del empresario dependiente como un yonqui de las ayudas y subvenciones públicas. Forma parte armoniosa de una ciudad que durante 23 años colocó sobre un pedestal al derechón Paco Vázquez, el gran cacique coruñés del PSdeG-PSOE. Se llama Francisco Casal Vidal, Pancho. Número cuatro por En Marea, prácticamente tiene asegurado su escaño en el Parlamento Galego.

Francisco Casal (Pancho), estudio Ingeniería en el elitista ICAI (Instituto Católico de Artes e Industrias), de la Universidad Pontificia de Comillas, la universidad privada de los Jesuitas. Un centro al alcance solo de los bolsillos familiares más acomodados y que como contraprestación supone luego una ventaja apreciable para colocarse profesionalmente. Pagas (si tienes) pero resuelves el futuro, así funciona el negocio de la universidad privada en la que estudian las élites. Pancho, de hecho, encontró enseguida acomodo como ingeniero de Fenosa, además por la puerta grande: en poco tiempo ascendido a director de mantenimiento de las hidroeléctricas, con solo 26 años. 

En 1988 se marcha fuera de España para hacer un máster europeo de producción audiovisual; podía permitírselo. Y entonces decide sacrificarse por Galicia. En efecto, nos dice en su autobiografía de la web de Podemos-A Coruña: "abandoné Unión Fenosa para tratar de ayudar a desarrollar una industria audiovisual propia en Galicia". Ya sabemos que los empresarios son personas así de generosas y altruistas que se sacrifican en favor de lo colectivo. Pancho Casal dejó el confortable puesto de ingeniero en Fenosa, para convertirse en un sacrificado empresario benefactor de Galicia. En una entrevista en el pro-podemista eldiario.es, declaraba: "Siempre traté de no llevar una vida cómoda y ya cuando trabajaba de ingeniero decidí dejar Fenosa y apostar por una actividad industrial basada en el audiovisual en Galicia". Esa renuncia a llevar "una vida cómoda" nos emociona tanto que hasta nos entran ganas de llorar. Enterrado el discurso de clase frente al capital (¡qué cosa más rancia era!), En Marea ha descubierto las excelencias de contar con empresarios sacrificados por la clase trabajadora y que para ello renuncian a llevar una vida cómoda, como Pancho Casal (si eres despistado, activa el modo sarcasmo). 

Su aterrizaje en el sector audiovisual gallego fue facilitado por Fraga, el gran capo del PP, por entonces presidente de la Xunta de Galicia. A mediados de los 90, cuenta Xabier R. BlancoPancho Casal envió desde Irlanda un fax a Fraga contándole sus planes. A su regreso, Fraga llamó a varios conselleiros para reunirse con él. Después de escucharlo, Fraga le dijo a sus conselleiros: "Esto nos interesa". Y los mandarines de Fraga tomaron buena nota de lo que patrón quería decir. Pancho Casal acababa de abrir de par en par las puertas de la influencia política, indispensables para recibir subvenciones y contratos.

La bendición de Fraga fue definitiva. La carrera empresarial de Pancho se basó mayoritariamente en subvenciones públicas y encargos para la televisiones públicas, sobre todo para la TVG bajo control del PP gallego. Nada extraño en una Galicia donde el clientelismo político alcanza cotas de excelencia. 

La vida empresarial de Pancho comenzó con Continental Producciones, que será su empresa matriz. Contó con una socia de lujo: Rosalía Mera, la ex esposa de Amancio Ortega, empresaria y accionista de Inditex, a quien la revista Forbes llegó a considerar como la mujer más rica de España y la tercera mayor fortuna del país; "una persona progresista"decía de ella Pancho Casal.

Posteriormente aparecen dos nombres de otras tantas empresas vinculadas a él: Grupo Continental Producciones y Costa Oeste Producciones. Esta última se constituye (el 22/2/99) con similares objetivos: su objeto social es la "producción de películas cinematográficas, producción de productos audiovisuales, servicios de comunicación comercial, creación y ejecución de campañas publicitarias y programas de TV". Según anuncio legal publicado en El Economista el 28-4-2008, su junta extraordinaria decidió transformar la sociedad anónima Costa Oeste en una sociedad limitada. 

Al margen de las muchas subvenciones recibidas de organismos públicos y contratos con entes públicos, Continental Producciones tuvo el estimable apoyo financiero de la propia Xunta de Galicia, al participar ésta como accionista a través de los fondos públicos de capital riesgo (SCR) gestionados por Xesgalicia (véase en El País, 22-1-2012, "El 63% de las empresas con capital de la Xunta pierde dinero"). Estos fondos públicos se invertían en empresas de "empresarios de reconocida solvencia profesional". La de Pancho Casal fue una de las 60 sociedades que en 2012 aparecían participadas con capital público de la Xunta a través de Xesgalicia, lo cual implicaba tener buenos contactos políticos. En la mayoría de los casos esto significó sencillamente regalarle dinero público a los empresarios a cambio de nada, para que encima luego dejen a los trabajadores en la calle

En enero de 2013, el Grupo Continental y sus empresas participadas Continental Producciones (empresa matriz) y Costa Oeste Producciones, entran en concurso voluntario de acreedores. Había explotado la burbuja. La teta pública ya no daba leche.

En el portal de expansion.com, el último dato que aparece sobre Continental Producciones establece un perfil con un nº de empleados entre 11 y 50 y una facturación entre 1.000.000 € - 2.500.000 €. En la base de datos de einforma.com, fija el volumen de ventas en 2005 de Costa Oeste en 1 millón de euros. Son apenas un par de datos para que nos hagamos una idea.

A pesar de esa bendición inicial de Fraga de la que hablábamos, Pancho no obstante políticamente supo nadar y guardar la ropa. Aunque en la entrevista citada, declara que aterrizó en Podemos porque "Estaba harto de criticar desde el sofá", en realidad siempre supo llevarse bien con dios y con el diablo y no entrar en conflicto político con el partido que gobernase en cada momento. Por encima de todo, él es del partido Subvenciones de lo Mío. Recibió de Fraga y luego recibió del gobierno bipartido PSOE-BNG encabezado por Pérez Touriño, cuando Anxo Quintana se empeñaba en crear un clúster de empresarios gallegos amigos de la causa, a base de inyectarles dinero público. Mojarse políticamente es malo para los negocios que se basan en recursos públicos, debía de pensar este productor coruñés. En Madrid, a Pancho no le fue mal con la administración de Aznar, tampoco con la de Zapatero; y en Santiago, no le fue mal con Fraga y tampoco con Touriño. Eran tiempos en los que el dinero público fluía a raudales a empresas como la suya, avaladas además por una eficaz red de contactos políticos e influencias. Pero llegó la crisis, ya con Feijóo. Los recortes cerraron el grifo de las subvenciones públicas y su chiringuito empresarial entró en barrena. Solo entonces Pancho descubre su interés por la política electoral y, sobre todo, encuentra un partido perfecto que parece hecho a su medida: Podemos. Colocado de nº 4 por A Coruña, el empresario Francisco Casal tiene todas las cartas para convertirse en diputado.

En la web de En Marea, en su perfil como candidato, Pancho valora su participación diciendo "Aportando mí experiencia y trabajando para conseguir un cambio de modelo productivo en nuestro país, hacia el bien común". Si el modelo productivo es el que ha caracterizado a sus empresas, mal va Galicia: empresas privadas que viven mayoritariamente de la teta pública, de concesiones y contratos con entes públicos que tienen lugar en un exclusivista circuito de clientelismo, en el que la frase que más se escucha es 'qué hay de lo mío'. En cuanto a lo de "aportar su experiencia", estamos seguros de que será algo muy útil cuando sea diputado; lo que ya no está tan claro es si será útil para Galicia o apenas útil para él, y nos inclinamos a pensar esto último.

En la web de Podemos-A Coruña, Pancho se tira de la moto, diciendo que sus proyectos empresariales "supuxeron a creación de máis de 10.000 postos de traballo". En otro momento, en declaraciones recogidas en La Opinión en enero de 2013, "asegura que durante los últimos ocho años generó en Galicia 4.000 puestos de trabajo mediante sus producciones". ¿Diez mil puestos de trabajo creados? ¿Cuatro mil?... Todos los portales especializados que consultamos, coinciden en señalar la franja entre 15 y 50 empleados de la empresa matriz de Pancho Casal. La realidad poco importa, porque siempre habrá ilusos que crean la pinochada de autobombo del empresario podemita.

La suspensión de pagos fue justificada por Pancho alegando retrasos en el cobro de las subvenciones públicas y de los contratos suscritos con compañías de televisión durante el último año. Lo cual es un reconocimiento de que sus empresas vivían casi exclusivamente del dinero público. También se quejaba de los bancos, que ya no conceden créditos. El escándalo de las cajas gallegas, que trajo la condena de la mayoría de sus ex-directivos, tuvo un efecto dominó en toda la burbuja empresarial gallega.

En diciembre de 2011, dos años antes de entrar en concurso de acreedores, un Pancho Casal plañidero reconocía en una entrada de su blog que su "modelo de negocio está agotado". Un "modelo de negocio" que consiste, o consistía, en ser empresario a golpe de inyección de dinero público. En esa misma entrada de su bitácora personal, volvía a hacer hincapié en su condición de persona que se convierte en empresario para sacrificarse por lo colectivo: "¿Hice bien al renunciar a mi carrera como ingeniero?; ¿hice bien al renunciar a tantos cargos que me han ofrecido?; ¿hice bien al no aceptar dedicarme a dar clases universitarias con sueldo público?; ¿como voy a colaborar con mi familia a partir de ahora?". Así se expresaba entonces Pancho Casal. Pero el destino le sonrió y si la burbuja empresarial había explotado, una nueva burbuja, esta vez política, no tardaría en aparecer sobre el horizonte: Podemos. Un nuevo "modelo de negocio"... al menos para algunos.


A Coruña, campaña electoral 26J-2016. Pancho Casal (Podemos), con la valenciana Mónica Oltra (Compromís), aquella que pretendía convencernos de que existe un sionismo bueno.


*   *   *

¿Qué tiene que ver este tipo de candidatos con la izquierda? Realmente nada. Son expresión de una deriva y retroceso ideológicos que comenzó con Podemos. Las coordenadas ideológicas de este circo son las mismas que las del PSOE de toda la vida, con la diferencia de que se presentan como un producto no usado.


Uno de los productos de Continental Producciones para TVG, pagado por la Consellería de Industria de la Xunta. "Camaleo" es camaleón. Nunca mejor dicho...


Pulsa en los enlaces para acceder a las entradas que desarrollan el apartado de perfil político de los candidatos de En Marea:
Otras entradas relacionadas en el blog

domingo, 18 de septiembre de 2016

Elecciones gallegas. Radiografía de En Marea: perfiles políticos y socioprofesionales.



Acto electoral de En Marea en Pontevedra, 18-9-2016. Errejón abrazándose con Luis Villares. El magistrado Luis Villares es el candidato de En Marea a la Presidencia de la Xunta de Galicia. Fue elegido por las cúpulas políticas de los partidos reunidas en la trastienda, sin consulta ni participación alguna de afiliados y simpatizantes: una imposición de las cúpulas al margen de cualquier procedimiento democrático. La "nueva política" cada vez se parece más a la política de siempre.


El próximo 25 de septiembre se celebran elecciones al Parlamento Galego. Se elegirán los 75 diputados autonómicos que renovarán la Cámara (25, 14, 14 y 22 escaños por las circunscripciones de A Coruña, Lugo, Ourense y Pontevedra respectivamente). 

La deriva ciudadanista actual de los partidos que tradicionalmente representan a la clase trabajadora en Galicia y en el resto del Estado, nos anima a diseccionar y analizar qué es lo que pasa con el partido instrumental En Marea. En esta ocasión nos hemos planteado varias preguntas de fondo: 
  1. Los candidatos de En Marea,  ¿representan la realidad de la clase trabajadora gallega, o tan solo representan la realidad de un sector concreto de la misma? Si fuese lo segundo:
  2. ¿Cuáles son las características de ese sector concreto?
  3. ¿Cabe inferir la existencia de un cierto elitismo y paternalismo sociales a partir de lo anterior?
  4. Teniendo en cuenta el peso del sector agropecuario y pesquero, la candidatura de En Marea, ¿representa también la Galicia rural y marinera o tan solo la Galicia urbana?
  5. ¿Cómo condiciona la morfología de la candidatura, la posición ideológica frente al capitalismo y la respuesta que la clase trabajadora debe plantear a la burguesía?
Por supuesto, planteamos muchos más interrogantes. Pero los anteriores constituyen un buen punto de partida. Para encontrar las respuestas, hemos analizado el perfil de las candidaturas de En Marea a partir de una serie de candidatos con opciones de salir elegidos -ya sean muchas o casi ninguna opción-. 

Cuestión metodológica

Los partidos políticos cuando elaboran las listas electorales, saben que únicamente los puestos iniciales de la lista tienen posibilidades: es a lo que podríamos llamar la lista real. El resto son nombres de relleno, candidatos que figuran para hacer bulto y completar la lista, pero sin posibilidad alguna de salir elegidos. Esto provoca que pudiese haber (hipótesis) diferencias sustanciales entre los perfiles de los candidatos con alguna opción de ser electos, con los perfiles de aquellos otros que van de relleno. Para evitar este sesgo hipotético, en nuestro análisis sobre los perfiles de En Marea, partimos de lo que llamamos listas reales, aumentándolas hasta un número razonable.

¿Cómo establecer tales listas? Éstas podrían determinarse considerando el nº de diputados potenciales que las encuestas más favorables otorgan a En Marea. Ese número habría que incrementarlo teniendo en cuenta que a lo largo de la legislatura podrían cesar algunos candidatos electos y tomar el relevo los siguientes en la lista. En sentido estricto pero amplio, esto sería la "lista real". No obstante, hemos aumentado tales listas hasta prácticamente duplicarlas, aunque esto suponga considerar ya candidatos con nulas posibilidades de salir elegidos.

De esta forma, de las listas de los 105 candidatos de En Marea (75 más 20 suplentes), pasamos a considerar series formadas por los 14 primeros de A Coruña, 8 de Lugo, 8 de Ourense y 12 por Pontevedra (proporcional al nº de escaños que se eligen por circunscripción)En total hacen 42 candidatos cuyos perfiles hemos analizado.

Nota importante: si encuentras errores en los datos, mándanos un comentario indicándolo; en caso de que proceda la modificación de un dato, procederemos a subsanar el error.

*   *   *


Perfiles socioprofesionales de En Marea


Cuadro 1. En Marea: candidatos y perfiles socioprofesionales. 

Fijémonos primero en la variable estudios realizados. Conseguimos indagar el dato en 35 casos de los 42 considerados (es decir, de la lista hay 7 candidatos de los que no sabemos qué tipo de estudios tienen). Esto es lo que sale de esos 35 candidatos de los que sí conocemos el dato de la variable:

Cuadro 2. Nº de casos y porcentaje de candidatos con título universitario 

Es decir, de los datos conocidos, 34 son titulados universitarios y solo 1 carece de formación universitaria (26 poseen estudios universitarios superiores y 8 estudios universitarios medios). 

Esto significa la exclusión de trabajadores sin estudios universitarios. Llama la atención que esto encima sea considerado como un mérito por los seguidores de En Marea y Podemos, en lugar de un desmérito: tan siquiera llegan a ser conscientes del sesgo político que supone. Un simpatizante de Podemos me planteaba: "¿No puedes ser de izquierdas si tienes carrera? ¿No puedes ser candidato si tienes carrera? Siempre con lo mismo, empeñados en pintar gentes de izquierdas de 1ª y de 2ª. Huele a rancio y cansa más aún". Veamos...

Lo que no se da cuenta este podemita y aquellos que piensan como él, es que esto es precisamente lo que huele a "rancio", porque es lo que el PSOE ha hecho con la confección de sus listas toda la vida. Esto es una costumbre de la vieja política que tanto critica Podemos y sus satélites, pero que luego hacen exactamente lo mismo o más. En momento alguno estoy diciendo que no pueda haber universitarios en las listas. ¡Por supuesto que sí! Sería estúpido pensar que no pudiera haberlos. Pero una cosa es que A) pueda y deba haberlos, y otra que B) los candidatos solo puedan ser universitarios (algún no universitario que se les pueda colar). Estaréis de acuerdo en que entre A y B hay un abismo

Esto supone una forma de elitismo social, en tanto deja fuera a una buena parte de la clase trabajadora que no tiene un título universitario. Pero también supone un repugnante paternalismo: podríamos interpretar que solo si eres "estudiado" estás capacitado para representar a la clase trabajadora. No debemos caer en el disparate de pensar que solo si tienes estudios universitarios estás preparado políticamente: pasar por la universidad necesariamente no te hace tener más conciencia de clase trabajadora ni te capacita más para la lucha de clases contra el Capital.

Si pasamos al campo de actividad de los candidatos, los datos son todavía más significativos.

De 40 de los que tenemos datos, en 21 casos son funcionarios, la mayoría de ellos de nivel alto, un 52,5% de la lista. Si sumamos a estos los  técnicos superiores que figuran, el grupo que encajarían en las llamas "profesionales liberales" y los propietarios de PYMES, nos sale la cifra de 32 casos en total (de los 40 de los que conocemos la variable), es decir, un 80% de los candidatosQuedaría un 20% restante, de un grupo formado por dos trabajadores en paro, un comercial, dos investigadores de universidad, un informático que hace años que vive de la política, el propietario de una explotación hortícola y alguien que "trabaja en el turismo" (no sabemos en qué).

Esto permite afirmar que la situación de los candidatos de En Marea está muy lejos de la que vive la mayoría de la clase trabajadora. No representa, en absoluto, la dramática realidad que azota la vida de la mayor parte de los trabajadores y trabajadoras, ya que no sufren de manera especial los mordiscos de la crisis sistémica, del capitalismo en otras palabras. Son esa "clase media" de la que hablan los sociólogos y politólogos del establishment, relativamente acomodada al menos en comparación con la realidad de la mayor parte de la clase trabajadora (entrecomillo "clase media" porque no es una categoría que comparta para analizar la estratificación social, pero su uso está muy extendido y valga como licencia para entendernos).

Antes mencionaba que estas pautas han sido muy características del PSOE desde la Transición. Y tiene su trascendencia. En tanto que los puestos de responsabilidad política y los cargos quedan manos de este sector social, es muy difícil que la posición ideológica marcada sea de confrontación abierta con el capitalismo, porque en el fondo la mayor parte de esa "clase media" a lo que aspira es a que regrese el capitalismo feliz. La dominación de ese sector en la izquierda, es uno de los factores (uno entre otros) que debemos tener en cuenta para comprender la configuración ideológica de la autodenominada "izquierda". Lo cual no quiere decir, por supuesto, que no pueda haber personas muy anticapitalistas en ese sector social (claro que las hay); no pretendo incurrir en el maximalismo, pero es obvio que -al menos potencialmente- el que más sufre el capitalismo es el que tiene más razones para luchar contra él.

Alguno podrá decirme: todos necesarios. Esto es innegable. El problema es que siendo todos necesarios, dejamos fuera a la mayor parte. Es decir, los mecanismos que rigen la carrera política, el acceso a cargos y liderazgos políticos, son portadores de un sesgo de exclusión de una buena parte de la clase trabajadora. Y aunque estamos focalizando el problema en el partido En Marea, podríamos plantearnos si acaso esto no es un problema de la izquierda en general. El PCP (Partido Comunista de Portugal) hace ya mucho tiempo que vio este problema y supo resolverlo.

Tejido social rural vs tejido social urbano

Dado el peso que la economía agropecuaria tiene en Galicia, nos pareció oportuno considerar esta variable. De los 42 candidatos considerados, recopilamos datos de 41 en relación con la variable rural/urbano. Nos interesaba saber en qué grado la Galicia rural está tan representada como la Galicia urbana en las candidaturas de En Marea, pero no solo por el lugar de nacimiento y más frecuente a lo largo de la vida de un candidato (lo que en términos sociológicos se traduciría en una socialización en medio rural o medio urbano), sino también por su vinculación o no con el sector agropecuario. Los datos de conjunto son los siguientes:

Cuadro 3. En Marea, representación del tejido social urbano y rural. Datos globales. 

El único candidato que tiene una relación directa con el tejido rural, es Antón Sánchez García, que posee una explotación hortícola. Luego aparecen ocho que aunque tengan relación con esa Galicia rural y vivan en ella, su actividad profesional no tiene conexión con el sector agropecuario.

Básicamente podemos concluir que En Marea es una apuesta política de la Galicia urbana, de gallegos sobre todo urbanitas. Hay quien apunta a que En Marea renuncia de antemano al voto rural para centrarse en el voto urbano. Pudiera ser, pero en cualquier caso el gobierno de la Xunta pasa por abrir brecha en el voto rural. Ese carácter urbanita de En Marea deja el monopolio del voto rural al PP, solo roto por el PSOE en la montaña lucense y en algunas zonas de Ourense y por el BNG en concellos rurales en los que tiene una cierta implantación.

La Galicia por excelencia, esa Galicia rural y marinera también, no aparece representada en el partido mareante. Choca que Villares, el candidato de En Marea, lance un mensaje como el siguiente:


Tan "abandonado" está "el rural" y tan "discriminado según donde vivimos", como dice el candidato mareante, que su partido discrimina y abandona ese rural que dice que va a defender. Y es que En Marea es sinónimo de incoherencia.


Partidos detrás de la telaraña de listas

En las mareas básicamente son los propios partidos quienes están detrás, ya sea a través de sus militantes o a través de afines sin carnet. No dejan de ser una máscara para transmitir una imagen no partidista, independiente de los partidos políticos, en los que supuestamente los "ciudadanos" tienen la voz, pero que al mismo tiempo resultan cerrados y opacos, manejados por un reducido número de personas. Este esfuerzo por esconder la marca de los partidos es una constante en la dinámica política de En Marea. Pero a la hora de la verdad son los partidos los que cortan el jamón. Evidentemente hay independientes, personas que tan siquiera muestran una afinidad determinada por una organización u otra y que llegan atraídos por el engaño de la participación; pero tales personas, aunque se organicen en listas apenas tienen posibilidades frente a las listas impulsadas por los partidos, precisamente porque no tienen un aparato político detrás y no disponen de una masa de seguidores que votan disciplinadamente en función de las instrucciones recibidas.

Los procedimientos de participación telemática han permitido además el fraude frecuente. Si el PP se ha caracterizado siempre por el carreto de votos que decimos en Galicia, los partidos de En Marea han realizado un verdadero carreto de DNIs para que una misma persona pueda votar una lista u otra en nombre de familiares y amigos, desde la tranquilidad que daba hacerlo desde el ordenador de casa.

Hay que sumar a lo anterior el chapucero y bananero sistema de doble censo. Primero votaron todos excepto los afiliados y simpatizantes de Podemos, a partir de un censo establecido de antemano. Todavía no se sabía si Podemos se integraría o no. Posteriormente, cuando Podemos decidió sumarse a En Marea, organizó una votación paralela con su propio censo, distinto al anterior. Kafkiano pero cierto. Finalmente, en los despachos y en un intercambio de cromos, se intercalaron candidatos para elaborar la lista definitiva. Posiblemente en Botsuana habrían sido más serios, transparentes y rigurosos. A tener en cuenta también que el candidato a la Xunta, Luis Villares, no fue elegido por las bases, no es producto de un proceso electivo y participativo del que tanto presumen Podemos y los partidos podemizados, sino que fue elegido e impuesto por las cúpulas políticas desde la trastienda: es decir, lo de toda la vida. Sin olvidar, por último, que todos estos procedimientos telemáticos pasan por alto la existencia de la llamada brecha digital (tanto la real como la funcional), y que deja fuera a una parte importante de la población; en cualquier caso es coherente con el carácter discriminatorio y excluyente que acompaña al perfil del partido En Marea.
.
Cuadro 4. En Marea: listas representadas en las candidaturas y partidos que están detrás de las mismas.

Filiación política y pasados políticos

Cuadro 5. En Marea: candidatos, partidos de pertenencia y pasado político.

A grandes rasgos, una parte significativa de los candidatos pasaron por el BNG en algún momento. Quien más ha salido beneficiado de la palleirada, ha sido Podemos; a pesar de su débil implantación política en Galicia, el partido de Pablo Iglesias aparece muy sobredimensionado. Anova sería la segunda fuerza que más tajada saca, mientras que Esquerda Unida (EU), liderada por Yolanda Díaz, es sin duda la gran perdedora, lo que ha provocado comentarios del tipo EU está trabajando para el inglés. Es difícil de entender que militantes del PCG como Fajardo o Carlos Miguélez hayan sido relegados a puestos sin posibilidades; las malas lenguas rumorean que la cúpula de EU está ya más preocupada por Podemos que por lo propio.

Podemos y sus socios gallegos acostumbran a criticar la "vieja política" y a presentarse como lo "nuevo". En el fondo, esa "nueva política" es la de toda la vida, el mismo contenido pero con un envase diferente por exigencias del marketing.

En siguientes entradas, abordaremos perfiles políticos de algunos candidatos, como Xoan Hermida, Francisco Pancho, Víctor Andrés Álvarez Arias y algún otro.


Pulsa en los enlaces para acceder a las entradas que desarrollan el apartado de perfil político de los candidatos de En Marea:
Otras entradas relacionadas en el blog